Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

Cerrar
[close]
[close]

volver opiniones Seychelles El paraíso del Índico
Seychelles
El paraíso del Índico
"Buscaba un lugar paradisíaco para disfrutar de mi luna de miel junto a mi marido. Muchas personas nos habían hablado tan bien de Seychelles que finalmente nos decidimos por este destino. Acertamos de pleno, y más con un viaje organizado en el que no tienes que preocuparte de nada. ¡Incluso nos salía más económico este viaje con Exoticca que organizarlo por nuestra cuenta!"
INÉS PORCAR
29 años. Pediatra
CAMBRILS
Viajó con Exoticca en Febrero de 2016.

Deben de ser de los pocos lugares que quedan con playas paradisíacas y sin apenas nadie más a tu alrededor


Inés junto a una tortuga gigante de mar en Praslin.
Muchos destinos de playa son bonitos y te brindan la oportunidad de relajarte, sin embargo, hoy en día está todo tan masificado que esa tranquilidad puede verse afectada. Eso no ocurre en Seychelles. Este debe ser de los pocos lugares que quedan con playas paradisíacas y que no sea tan turístico como otros. Es perfecto para una luna de miel. Lo que las hace tan especial es poder recorrer kilómetros de playa sin nadie a la vista.

Estas islas no son sólo playas bonitas, todo su alrededor es precioso. Las formaciones rocosas con bordes circulares son espectaculares, las hay en todas las playas y le dan un aspecto característico al lugar. Me encantó su naturaleza, es tan densa que desde el mar puedes ver una gran vegetación que se adentra en la isla, hasta el punto de que no ves ni tu propio hotel de lo cubierto que está.

He tenido oportunidad de hacer esnórquel en varios lugares del mundo, pero el fondo marino que ofrece Seychelles es insuperable. Concretamente en Isla de Coco hay una fauna marina espectacular, con tortugas gigantes. Mahé me cautivó porque nada más llegar al aeropuerto ya percibes que estás en el paraíso. Me quedé con ganas de pasar más días en Praslin, una isla desde la que puedes hacer un montón de excursiones a otras más pequeñas y sin apenas turistas, como La Digue, ¡qué preciosidad de isla!

La comida de los hoteles es sensacional y muy variada. Un día te ponen comida india y al siguiente comida local,etc. Lo mejor es el pescado, ¡qué fresco y qué bueno!. Nos comentaron que un plato típico es el murciélago y nosotros no nos atrevimos a probarlo pero, si un día vuelvo, puede que me aventure a ello.

Me sorprendió el ritmo de vida que llevan, es como si el tiempo fuera más lento. La gente se toma todo con mucha más tranquilidad, no creo que sepan lo que es el estrés. Me sorprendió ver que no tienen centros comerciales ni edificios enormes tan típicos de nuestras ciudades. Lo que sí tienen es una gran cantidad de iglesias católicas, la mayoría al lado del mar. Los domingos tienen por costumbre organizar barbacoas al aire libre al salir de misa. Han aprendido a ser felices con poco, eso es sin duda lo que me llevo de Seychelles.

Inés y su marido en la playa del hotel de Mahé.

3 consejos para este viaje

1
PRACTICA ESNÓRQUEL:
Concretamente en Isla de Coco es espectacular el fondo marino.
2
PROTÉGETE DEL SOL:
Llévate mucha crema solar. Es importante protegerse bien la piel en estos destinos de playa, especialmente en Praslin, donde estás todo el día expuesto al sol.
3
VISITA OBLIGADA:
En Praslin es imprescindible visitar el Valle de Mai, una reserva natural preciosa como pocas.

Apunte del editor

El archipiélago de las Seychelles está formado por 115 islas esparcidas por el océano Índico. Al estar ubicadas justo al sur del Ecuador, el clima de las Seychelles es excelente, las temperaturas medias oscilan entre los 26 y los 28 ºC. ¡Perfectas para nadar y broncearse en la playa! Además, se encuentran fuera del cinturón de ciclones, por lo que no hay que preocuparse por las tormentas tropicales ni los huracanes. Sencillamente, es un destino perfecto y soleado durante todos los días del año.