Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

Cerrar
[close]
[close]

volver opiniones Sudáfrica Kruger, Ciudad del Cabo y cataratas Victoria
Sudáfrica
Kruger, Ciudad del Cabo y cataratas Victoria
"Cuando pisamos Botswana era el país número cincuenta y uno que conocíamos y con tantos a nuestras espaldas, tengo que decir que seguramente éste haya sido uno de los mejores viajes que hemos hecho nunca."
PILAR RODRÍGUEZ
50 años. Profesora
POLA DE SIERO
Viajó con Exoticca en Agosto de 2016.

Ciudad del Cabo es sorprendente. Por mucho que te hayan hablado de ella no te esperas lo que ves allí


Pilar en la caminata con leones.
En mas de veinticinco años que llevamos viajando juntos mi marido y yo, hemos elegido en multitud de ocasiones destinos arqueológicos y de mucha visita cultural, pero esta vez nos apetecía un itinerario de naturaleza pura y dura, y así ha sido. No podría haber imaginado otro mejor. Cuando pisamos Botswana era el país número cincuenta y uno que conocíamos y con tantos a nuestras espaldas, tengo que decir que seguramente éste haya sido uno de los mejores viajes que hemos hecho.

La experiencia con los animales tanto en Kruger como en Chobe fue increíble. Íbamos en su búsqueda para poder admirarlos de cerca, excepto en el caso de los elefantes que son exageradamente curiosos y se acercan a ti. Viene la manada entera al encuentro de la gente, manteniendo una distancia prudencial y haciendo su pequeña exhibición. Cuando saben que alguien les mira, comienzan con sus juegos de trompa reivindicando su presencia.
Yo me animé a hacer la caminata con los leones en Zimbabue. Éramos un grupo de de una docena de personas a las que nos dieron una vara larga que acababa en uve. Nos acompañaban cuatro guías, uno de los cuales iba armado. Aparecieron dos leones machos de unos ocho meses y paseamos con ellos. Los podíamos acariciar de medio cuerpo hacia atrás y me encontré con un pelaje muy áspero. La sensación que tuve al acercar la mano y tocarlos fue de respeto y de estar viviendo un momento único.

Las cataratas Victoria me impresionaron mucho. Tienen varias caídas de agua y al final un brazo anchísimo de un kilómetro y medio. En esa época bajaba un poco el nivel del agua y ésta fue la razón por la que vimos bañándose a algún “loco” en lo que llaman “la piscina del diablo ”, que es una fosa natural de agua que se forma en el extremo de la catarata, al borde del precipicio.

Cataratas Victoria.
Me conmovió especialmente estar en el barrio de Soweto en Johannesburgo. Cuando yo iba a la universidad eran los años más broncos del apartheid, por lo que me motivó mucho visitar la casa de Mandela, referente histórico para todos los de mi generación. El suelo era de cemento y sobrecogía bastante que aún se conservaran en él los disparos y destrozos hechos por la policía cuando lo llevó preso. La casa, tal y como está enfocada, es una especie de testimonio u homenaje a la figura de Winnie, su mujer, que en esa época sobrevivió sola entre esas paredes manteniendo vivo el espíritu de su esposo y esperando su regreso.

Conocer Ciudad del Cabo es imprescindible porque es sorprendente. Por mucho que te hayan hablado de ella no te esperas lo que ves allí. Fue una especie de pulmón de aire en el que podías moverte por tu cuenta con total libertad.
La Península del Cabo es maravillosa, un brazo de tierra de setenta y cinco kilómetros de arenales, viñedos, fauna variada, acantilados escarpados y pueblos coloniales preciosos hasta llegar al Cabo de Buena Esperanza. Me llamó la atención que las construcciones de toda esta zona, ya fueran casas, hoteles o bodegas, conservan la estética colonial y se integran perfectamente en el entorno.
Mi marido es un gran aficionado a los vinos y efectivamente los sudafricanos son excelentes,sobre todo los blancos, como la variedad Chenin Blanc.

Pueden quedar pequeños resquicios del pasado, pero cuando vi en Pretoria la colosal estatua de nueve metros de altura de Madiba y a aquellos escolares, niños blancos y negros, que se retrataban en ese lugar junto a tres o cuatro generaciones de sudafricanos, me afloró el sentimiento. Había un pequeño de unos dos años que se sentó en su enorme pie y en ese momento hice mi propia fotografía visual pensando que el premio Nobel de alguna manera lo había conseguido. Los sudafricanos quieren hacer las cosas bien y educan a sus hijos para ello.

Sudáfrica es un país en el que no te pueden cuidar más y mejor. Los guías, al igual que el personal de los hoteles fueron muy atentos y considerados con cualquier necesidad y estaban pendientes de que todo saliera perfecto.

Hemos podido comprobar que viajando con Exoticca ahorramos un montón de dinero. Verdaderamente, los servicios en algunos sitios eran bastante mejores que los que tenían otras personas. La relación calidad-precio ha sido muy buena y la selección de hoteles excelente. Hemos regresado muy satisfechos con todo.

Desde que nos casamos, viajamos siempre que podemos y a donde podemos. Conoces a muchísima gente con tus mismos gustos e inquietudes siendo numerosas y enriquecedoras las vivencias acumuladas. Ciertamente, el anecdotario es muy extenso. Es un hobby que implica cierto sacrificio, ya que en ocasiones hay que hacer alguna renuncia para poder llevarlo a cabo, pero creo que siempre merece la pena porque personalmente me renueva. Siempre nos ha compensado y espero que así sea por muchos años más.
El pequeño al que hace referencia Pilar.

3 consejos para este viaje

1
BAIA SEAFOOD RESTAURANT EN CIUDAD DEL CABO:
Es uno de los tres mejores de toda la ciudad. Allí puedes comer marisco de calidad a un módico precio y buenos postres, todo ello regado con excelentes vinos del país.
2
PRISMÁTICOS Y CHUBASQUERO:
No te olvides de meterlos en la maleta para poder observar con más detalle la fauna de los Parques Naturales y no empaparte en tu visita a las cataratas.
3
LOLA´S TAPAS AND BAR EN CATARATAS VICTORIA:
Esta familia de Gerona regenta desde hace más de veinte años esta casa de comidas en la que hacen una fusión muy interesante de gastronomía africana y española. Uno de los platos que más éxito tiene entre los españoles es la carne de cebra.

Apunte del editor

Sudáfrica fue llamada por el premio Nobel de La Paz Nelson Mandela como la “nación del arco iris” y así se quiere dar a conocer al mundo hoy día debido a su diversidad racial, social, religiosa y cultural. Es un país multiétnico con once lenguas oficiales.