Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

Cerrar
[close]
[close]

volver opiniones Cuba La Habana y todo incl. de lujo en cayos
Cuba
La Habana y todo incl. de lujo en cayos
"De repente nos vimos completamente solos con todo el brutal espectáculo de la naturaleza, de extraordinaria delicadeza, a nuestra entera disposición: la playa virgen de arena blanca muy fina y aguas cristalinas color turquesa. Un instante irrepetible. "
JUAN JOSÉ ALCARAZ
53 años. Jubilado
MÁLAGA
Viajó con Exoticca en Junio de 2016.

Toda la vida quise visitar Cuba. Me atraía conocer el país bajo sus circunstancias políticas.


Un típico puesto de helados.

Plaza de la Revolución de La Habana.
Toda la vida quise visitar Cuba. Me atraía conocer el país bajo sus circunstancias políticas. Ha sido un excelente motivo para que me animara a "cruzar el charco" y pasar unas cuantas horas a bordo de un avión. Además, al ser un combinado de ciudad y playa, mi mujer estaba encantada de pasar los últimos días de relax en el paradisíaco Cayo Santa María a unos 400 km al este de la capital.

Quería conocer la Plaza de la Revolución, todo un emblema de La Habana. Tiene una magia que desborda. Cuando estás allí impresiona apreciar sus grandes dimensiones e imaginar que en ese mismo lugar se celebraron los discursos que cambiaron la historia del país. En ella se encuentra la sede del gobierno y varios ministerios. También nos hicimos la "foto de rigor" ante las icónicas imágenes del Che Guevara y Camilo Cienfuegos, las cuales se iluminan por la noche embelleciéndola considerablemente.
La Habana vieja es genuina, un auténtico placer para los sentidos. Recorrer sus calles es como trasladarse al pasado y tiene una arquitectura singular de estilo colonial muy colorista con todos los tonos del Caribe. Destaco la belleza de la plaza de Armas y la plaza de la Catedral. Condición indispensable fue pasear por la calle Obispo, bulliciosa, repleta de tiendas, bibliotecas, farmacias, restaurantes, bares y acercarse, como no, a la calle Empedrado para hacer una pausa en La Bodeguita del Medio y así tomarnos el "cóctel nacional" que es el famoso mojito, todo ello amenizado con una excelente música en directo.

En Cayo Santa María, además de descansar y broncearnos, practicamos snorkel en una zona de roqueo donde vimos bancos de peces. El hotel nos ofreció un paseo acuático en kayak y otro en catamarán en los que disfrutamos mucho del mar y del maravilloso entorno natural. También allí vivimos un momento mágico. De repente nos vimos completamente solos con todo el brutal espectáculo de la naturaleza, de extraordinaria delicadeza, a nuestra entera disposición: la playa virgen de arena blanca muy fina y aguas cristalinas color turquesa. ¡Fue un instante irrepetible!

La organización del viaje nos pareció inmejorable. Nos recogían y llevaban de regreso puntualmente. El hotel de La Habana era muy confortable y el guía fue cercano y complaciente.
tomando un mojito en la Bodeguita del Medio.

De Cuba me quedo con el recuerdo de un país lleno de vida y alegría, donde disfruté de interactuar con sus gentes, las cuales demostraron ser unas personas atentas, sonrientes y afectuosas con una capacidad cultural y profesional envidiable. De la capital me llevo el recuerdo de haber vivido y sentido su gran encanto, "El Encanto de la Habana", auténtica, inolvidable.

3 consejos para este viaje

1
PASEO EN CHEVROLET:
Es fantástico recorrer el Malecón en un coche clásico descapotable de los años 50 y sentir que el tiempo se detuvo.
2
ESPECTÁCULO MUSICAL " LOS LEGENDARIOS DE GUARAJITO ":
Pasarás una velada entretenida, amena y con mucho ritmo cubano.
3
CAMBIO DE MONEDA:
Es recomendable hacerlo en el propio hotel para evitar las grandes colas que se forman en los bancos y otros establecimientos de cambio.

Apunte del editor

En los años 50 La Habana era una de las 5 ciudades más importantes del mundo junto a Nueva York, Londres, París y Buenos Aires. Cuba fue el primer productor mundial de níquel y azúcar, tuvo el primer astillero construido fuera de Europa y el primer ferrocarril del mundo. Además, fue el segundo país del mundo en emitir televisión en color.