Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

Cerrar
[close]
[close]

volver opiniones Japón Imperio del Sol Naciente
Japón
Imperio del Sol Naciente
"Suelo hacer uno o dos viajes al año, pero esta vez era diferente; buscaba un destino para ir de luna de miel. Mi marido y yo vimos varios documentales sobre Japón y nos fascinaba la idea de poder visitarlo. En el momento que vimos la oferta tan buena que tenía Exoticca, con excelentes hoteles y guías, no lo dudamos ni un segundo."
EVA MUNAR
36 años. Comercial
PALMA DE MALLORCA
Viajó con Exoticca en Noviembre de 2015.

En Japón todo es diferente y es difícil encontrar puntos en común con nuestra cultura


Templo Kinkakuji en Kyoto.
Después de ver muchos documentales, fuimos a Japón con un amplio conocimiento sobre cómo era el país y con muchas ganas de ver de cerca su cultura y probar su gastronomía. ¡Mi marido y yo somos muy aficionados a la cocina japonesa! Tengo que admitir que a pesar de todo lo que ya sabía, este país me enamoró. No tiene nada que ver con el nuestro. Todo es diferente: la cultura, la gastronomía y la gente.

Lo que más me ha gustado ha sido la ciudad de Kyoto. Si bien es cierto que es moderna, aún conserva muchos rasgos de la antigua tradición japonesa, como el barrio de las geishas. Tokyo, en cambio, es una ciudad de pleno siglo XXI, casi futurista, pero también espectacular, sin duda.

En ese país todo es diferente, lo difícil es encontrar puntos en común con nosotros. No hay polución, las calles están limpias y las personas se respetan muchísimo. Una de las cosas que más me han cautivado es su civismo. Recuerdo ver a estudiantes en el tren con sus monederos sobresaliendo un palmo de los bolsillos traseros de los pantalones y ni se inmutaban. En España ya habrían volado, en Japón en cambio, apenas hay robos porque se respeta al prójimo. Si te ocurre cualquier cosa en plena calle, como caerte al suelo por ejemplo, en seguida todo el mundo se preocupa por ti para ver si te has hecho daño. Da gusto ver lo educada que es su sociedad. Ojalá algún día aprendamos nosotros a vivir también así.

En Osaka aprovechamos el tiempo libre para ir al parque temático Universal. Era increíble, lo pasamos tan bien que quiero mencionarlo. Otro recuerdo muy gracioso que tengo presente de este viaje fue cuando nos hicieron vestir con kimonos tradicionales para visitar unos baños termales en Hakone. Era muy cómico vernos unos a otros con esa indumentaria, sin duda fue otra de los momentos que se graban de por vida.
Eva y su marido en el lago Ashi del parque nacional de Hakone.

3 consejos para este viaje

1
CUIDADO CON LA LLUVIA:
En Japón es frecuente que llueva. Lleva siempre un paragüas por si acaso.
2
APENAS HABLAN INGLÉS:
Pocas personas hablan inglés, así que asegúrate de preguntar tus dudas en el hotel, al guía o bien de llevar un traductor.
3
OPTA POR DESAYUNO CONVENCIONAL:
Los desayunos japoneses son muy frugales, están basados en arroz blanco y sopa de miso, y ¡no hay café! Mejor optar por el convencional.

Apunte del editor

En Tokyo hay una estatua de Hachiko, el perro de un profesor japonés que cada tarde le esperaba a su regreso del trabajo frente a de la estación de tren. Un día el dueño murió y nunca llegó, pero el can siguió yendo todos los días a la estación durante diez años a esperarle.