Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

Cerrar
[close]
[close]

volver opiniones Noruega Tierra de Fiordos
Noruega
Tierra de Fiordos
"Suelo hacer dos viajes largos al año y no tengo por costumbre repetir destino. Fui con unos amigos a la caza de auroras boreales y el resultado no pudo ser mejor porque las vimos en dos ocasiones."
CARMEN SERRANO
52 años. Abogada
MADRID
Viajó con Exoticca en Marzo de 2016.

Todo el grupo estaba en silencio admirando aquella luz que desafiaba la noche, conocedores de que era un instante único en la vida


Carmen en un trineo tirado por huskies cerca de Tromso.
Es difícil viajar con amigos y no pasártelo bien, especialmente cuando uno elije un lugar tan mágico como la Laponia noruega. Fuimos a ver si teníamos suerte y lográbamos ver las famosas auroras boreales y el resultado fue que ¡las vimos en dos ocasiones! Su luz no es verde como sale en las fotos, ¡es blanca!. Lo que ocurre es que el efecto de la cámara la vuelve de ese color haciéndola más mágica de lo que ya es.

Vivir este fenómeno natural sólo era la guinda de un pastel que no podía ser más completo. La exuberante naturaleza, los renos, los trineos con huskies siberianos y sobre todo, la cultura sami. Ésta me encantó, ves que son un pueblo perfectamente adaptado al clima y a las duras condiciones de vida que ofrece Laponia. Nos recibieron con sus hermosos vestidos y nos explicaron las malas relaciones que tienen con el gobierno nórdico, ya que parece que éste no defiende lo suficiente los derechos de su población. Dimos de comer a los renos y, más tarde, comimos nosotros. La gastronomía lapona está basada en lo que producen, es decir, en la pesca y la caza: salmón, reno, alce y cordero. Se come muy bien, ¡nosotras probamos un salmón delicioso!

Si algo he aprendido de este viaje es sobre la lucha ante la dureza de la vida. Te das cuenta de que aunque lo tengas muy difícil, siempre puedes luchar y adaptarte a las condiciones por adversas que sean. Son reflexiones que te vienen a la cabeza al ver pequeñas cosas sobre sus costumbres, como por ejemplo la pesca del salmón, ellos la practican incluso nevando, ¡eso sí es pescar!

Si vives en una gran ciudad este viaje aún te sorprenderá más, puesto que no estamos acostumbrados a ver tanta y tanta naturaleza. Son kilómetros y kilómetros de bosques nevados que ofrecen unas vistas increíbles y en los que puedes respirar un aire puro como nunca lo has hecho. El paseo en barco por los fiordos espectaculares de las islas Lofoten fue fascinante. No sabía que el mundo pudiese ofrecer unas tierras tan abrumadoras. Ha sido una auténtica gozada.

Volviendo a la caza de las auroras boreales, cuando al fin las ves, sientes que es un momento único de los que no se volverán a repetir y eso que tuve la suerte de contemplarlas en dos ocasiones.
Recuerdo estar de noche en la cubierta del barco con el resto del grupo disfrutando en silencio mientras admirábamos aquella luz que iluminaba el firmamento desafiando la noche, siendo todos conscientes de que era un instante único en nuestras vidas. Es algo que hay que vivirlo para entenderlo.
Carmen junto a una amiga sentadas en una mesa de pícnic en el pueblo de pescadores de Reine.

3 consejos para este viaje

1
LLEVAR PRISMÁTICOS:
En un destino que ofrece unas vistas tan impresionantes como éste, es obligatorio llevar prismáticos para disfrutar de cada detalle.
2
ABRIGARSE POR CAPAS:
La temperatura oscila mucho durante el día, por ello es una buena idea abrigarse por capas para así poder quitarte o ponerte alguna según el momento.
3
LLEVAR UNAS BUENAS BOTAS:
Durante gran parte del viaje estás pisando nieve. Es muy recomendable llevar unas buenas botas que te aíslen bien del frío.

Apunte del editor

Las auroras boreales son uno de los más grandiosos fenómenos naturales. Suelen verse de noche en el Círculo Polar Ártico en países como Finlandia, Noruega y Suecia. Son mencionadas en numerosos mitos y leyendas. Algunas culturas creen que son espíritus moviéndose por el cielo o reflejos de los escudos de las famosas guerreras Valkirias. Otra leyenda nórdica cuenta que son las chispas que se generan cuando la cola de un zorro golpea la cima de una colina. En realidad se producen por el impacto de los vientos solares contra la atmósfera terrestre.