Ayuda Registrarse
919 01 15 89
lun-vie: 9h-20h sáb-dom: 10h-18h
Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

Aceptar
[close]
[close]

volver opiniones India Palacios y desiertos de Rajastán
India
Palacios y desiertos de Rajastán
"Siempre que vuelvo de India pienso en que no sé cuántos millones de veces tengo que agradecer el haber nacido en mi país y vivir como vivo. Conocerla, me ha enseñado a valorarlo. Viajar allí es una lección de vida. La India es otro mundo y su esencia no ha cambiado ni hay quien la cambie."
MARIANO CARLOS RODRIGO
67 años. Jubilado
ALICANTE
Viajó con Exoticca en Junio de 2017.

La India es otro mundo y su esencia no ha cambiado ni hay quien la cambie


La India es un país que nos gusta mucho a mi mujer y a mí y prueba de ello es que éste ha sido el quinto viaje que hacemos a ese impactante país. La primera vez que la pisamos fue en 1979, estaba bastante cambiada, era increíble. La segunda, en el año 86, la tercera en el 90 y la cuarta en el 96. Después de haber explorado diferentes zonas del país, consideramos que ya estábamos colmados de ese destino y decidimos dejar pasar un tiempo antes de volver. Después de 17 años, hemos sentido el gusanillo por ver cómo está ahora y qué impresión nos daría volver a verla, en definitiva, teníamos ganas de repetir esa experiencia que tanto nos agradó. También se han apuntado mi hermana y una cuñada, así que hemos viajado en familia.

Mariano, su mujer, su hermana y su cuñada en el Fuerte Rojo de Bikaner.
En cuanto a los cambios que hemos percibido respecto a la última vez, creemos que el Estado del Rajastán es él área del país que menos ha evolucionado, salvo en el tema de los vehículos, que ves algún rickshaw y alguna bicicleta menos, en favor de alguna moto y algún coche más. Sigue conservando la misma esencia, manteniéndose virgen y fiel a la pureza de sus tradiciones.

En cambio, en Delhi hemos notado más la transformación, sobre todo en cuanto al movimiento de la ciudad se refiere, hay muchísimos más coches y motos y menos vacas. Lo que sí respiramos es la misma atmósfera de gran necesidad.
Nos sorprendió positivamente una ciudad que están construyendo a las afueras de la capital con edificios destinados a empresas multinacionales. Pero lo que más nos llamó la atención sin duda, es un lugar nuevo del que se habla poco y que nos ha parecido extraordinario. Su nombre es Akshardham y se trata del complejo de templos hinduistas más grande en extensión que hay en este momento en India. Aunque está fabricado con materiales nuevos, conserva toda la estética antigua. Tiene unas medidas de seguridad muy estrictas y no se puede fotografiar.
Curiosamente se encontraba muy cerca de nuestro magnífico hotel, por lo que algunas personas del grupo lo visitamos. A todos nos pareció una belleza, una maravilla cien por cien recomendable.

Mandawa es una ciudad que me encanta desde la primera vez que la vi por sus hermosos y famosos havelis. La fachada y el patio principal están bastante deteriorados, no así el interior y toda la zona cercana a la cara norte. En su interior conserva toda la riqueza de antaño, desde el comedor hasta las habitaciones, pasando por los salones, los pasillos, un patio y una zona de piscina que tiene dos templos al fondo muy bonitos.
El hotel era una pasada, un auténtico fuerte, un palacio espectacular con una arquitectura detallada de celosías y bonitos ventanales, un lujo del tiempo pasado que se sigue conservando en la actualidad. Estando allí decíamos “a dónde vamos a ir que estemos mejor que aquí…”

Bikaner, Jaisalmer y Jodhpur, es decir, la zona del desierto es una pasada, la amabilidad de la gente, los vestidos de las mujeres…
En Bikaner también hay havelis, pero están concentrados en dos sitios principalmente y uno de ellos es impresionante, para pasarse allí horas y horas.

Jaisalmer tiene mucho encanto, es desierto puro, precisamente por estar tan alejado de lo demás conserva toda la pureza. Creo que este lugar no debería desaparecer porque es precioso. Además contamos con el atractivo de tener una excursión desde la ciudad al desierto del Thar para ver la imponente puesta de sol sobre las dunas, una preciosa pincelada que hizo de este lugar algo mágico.
Quiero destacar que los atardeceres desde cualquier punto de India son increíbles, en ellos el sol se presenta como una bola gigantesca difuminada por una sutil nieblecilla, son sin duda únicos.

Recinto del Taj Mahal en Agra.
Jodhpur está exactamente igual que la última vez. Es una ciudad encantadora. Visitamos primero el Jaswant Thada en lo alto de la colina y después el Fuerte Meherangarh, que está muy bien conservado y desde donde las vistas de toda la ciudad con sus contrastadas casas azules son fascinantes.

Lo más bonito de la ciudad de Jaipur es sin duda el Fuerte Amber, tiene unas estancias magníficas con robustas columnas. La sala de los espejos es muy fina, está completamente repleta de ellos. La panorámica desde cualquier ángulo de esta fortaleza es espectacular.

Agra tiene unos templos preciosos, limpios y bien cuidados, entre los que el Taj Mahal es la joya de la corona. Es muy hermoso, uno no se cansa de verlo. Cuando fui por primera vez hace 38 años y accedí por el arco principal, al verlo, se me saltaron las lágrimas. Entonces era muy joven y lo tenía idealizado, pero tengo que reconocer que me sigue emocionando y gustando una barbaridad. Hay que estar allí y vivir ese momento para entender este sentimiento. Es indescriptible como el blanco del edificio contrasta con esas interminables colas de mujeres que esperan para entrar al mausoleo ataviadas con saris de llamativos colores como el rojo, el amarillo, el violeta…una imagen muy bella e icónica para mí que me viene a la mente siempre que me acuerdo de India. Desde el Fuerte Rojo, en la lejanía, también se ve muy bonito. Es la quinta vez que lo veo y creo que cuando estás allí, hay que mirarlo con la idea de que no será la última, porque entonces se cumplirá.

Con respecto al grupo con el que viajamos tengo que decir que era una gente muy maja, puntuales y dispuestos. El autobús magnífico, el guía estupendo y el conductor pendiente de mil detalles. La verdad es que si no hay una buena organización puede ser catastrófico, pero con Exoticca todo ha estado muy medido y cuidado, haciendo que sea un viaje extraordinario.
Otro detalle que me ha gustado es que la agencia no sólo se ha ocupado de vender el viaje sino también de hacer un seguimiento preguntándonos a la vuelta cómo ha ido todo. Es el tercero que hacemos con Exoticca, pero sabemos que por todo lo anterior y por sus precios tan competitivos, haremos muchos más.

Después de nuestro primer viaje, mi mujer y yo le dijimos a nuestros familiares que si alguna vez nos perdíamos, no nos buscaran en India. Regresamos con un sabor agridulce porque nos había impactado demasiado la pobreza. A los cuatro o cinco años nos dimos cuenta de que no dejábamos de recordarla y que esa circunstancia tan injusta no le restaba carisma y belleza, sino al contrario, la proveía de una gran riqueza por la forma tan sencilla y paciente que tienen de entender la vida que se plasma en la grandeza de su sonrisa. Son valores que en Occidente hemos perdido, allí por ejemplo te das cuenta de que los niños no lloran, sino que sus rostros irradian felicidad.
Estas reflexiones han provocado en nuestro interior el deseo de volver otras cuatro veces, pero más preparados y con una mentalidad más abierta.
Siempre que vuelvo de India pienso que no sé cuántos millones de veces tengo que agradecer el haber nacido en mi país y vivir como vivo. Conocerla, me ha enseñado a valorarlo. Viajar allí es una lección de vida. La India es otro mundo y su esencia no ha cambiado ni hay quien la cambie.
Mariano Carlos en el Fuerte Amber de Jaipur.

3 consejos para este viaje

1
ELEGIR PENSIÓN COMPLETA:
Después de un día de visitas, llegar a los magníficos hoteles, ducharte y bajar a cenar es todo un acierto. Disfrutarás de unos buffets extraordinarios sin tener que salir a buscar restaurantes por la ciudad, es comodísimo.
2
ELEGIR ALOJAMIENTO CINCO ESTRELLAS:
Es la mejor elección que puedes hacer. La diferencia económica con respecto a una categoría inferior no es tanta y la vivencia de alojarse en hoteles tan increíbles que son auténticos palacios, es única y muy recomendable.
3
GASTRONOMÍA:
No dejes de probar las elaboraciones de verduras y de lentejas, las preperan maravillosamente. Disfruta también de su buena repostería y de la piña y el mango fresco. ¡Deliciosos!

Apunte del editor

La India es el séptimo país más grande del mundo con 28 Estados de diferentes tamaños y el segundo país más poblado con más de 1200 millones de habitantes. Se calcula que en 2021 será el más habitado superando a China. Además, es la democracia más grande del mundo.
×

919 01 15 89

lun-vie: 9h-20h sáb-dom: 10h-18h