Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

Cerrar

[close]
[close]
volver opiniones Indonesia El Tigre Asiático y la Isla de los Dioses
Indonesia
El Tigre Asiático y la Isla de los Dioses
"Mi novio y yo solemos hacer un viaje largo al año. Elegimos el tour de Singapur y Bali porque nunca habíamos estado en Indonesia y combinaba perfectamente cultura y playa. También tengo que admitir que jamás habríamos hecho este si no hubiésemos visto la oferta de Exoticca. ¡Era verdaderamente irresistible!."
LORENA HERNÁNDEZ
29 años. Consultora Financiera. MADRID.
Viajó con Exoticca en Octubre de 2014.

Resulta chocante ver que en las casas balinesas conviven distintas generaciones de una misma familia


Cuando empezamos esta exótica aventura en Singapur no sabía exactamente lo que me iba a encontrar pero, al llegar alí, me quedé boquiabierta. Es una ciudad enorme con edificios altísimos, pero lo realmente llamativo del lugar es el orden y lo perfecto que está todo; el tráfico, el trato con la gente, la pulcritud de las calles... Sin duda me he quedado con eso: la perfección con la que puede funcionar una gran urbe.

Otra cosa que me sorprendió fue la variedad cultural que hay en la ciudad. Conviven en perfecta armonía chinos, indios, árabes y malayos. Es impresionante lo tolerantes que son entre ellos en un lugar tan pequeño. De hecho, tienen un barrio llamado Little India donde verdaderamente parece que te trasladas, como ocurre con Chinatown en Nueva York. Caminas por un barrio lujoso de edificios modernos y de repente, al cruzar la calle, te encuentras en un ambiente totalmente diferente de arquitectura típica India, olor a incienso y a especias, ropa de colores y por supuesto indios. Es una auténtica gozada. Sólo por lo que vivimos en Singapur ya valió la pena el viaje, pero la aventura continuaba…

Lorena en la piscina de un hotel de Bali.
En Bali fue donde conocimos de cerca la cultura de Indonesia. Pudimos disfrutar de los templos y los bailes de la isla que son una maravilla. Un día comimos una deliciosa langosta en una playa que hizo que la velada fuera perfecta.

Los hoteles fueron espectaculares tanto por las instalaciones como por las comidas.¡Qué piscinas tan increíbles!. También me encantaron las casas balinesas y tuvimos la suerte de visitar una en la que vivían unas cuarenta personas de distintas generaciones conviviendo juntas. Esta idea a nosotros nos choca, pero para ellos es lo más normal del mundo. Sin duda fue muy interesante y sorprendente a la vez.

Quiero mencionar también lo mucho que me gustó la música de Bali, sencillamente me cautivó. Pudimos asistir a una fiesta que hacen cada vez que hay luna llena. Era como una especie de procesión en la que sonaba música tradicional y donde todo el mundo iba vestido con el trajes típico. Ésta fue una de esas pequeñas cosas que te hacen ver lo bonito que es conocer otra cultura, una de esas experiencias mágicas que se viven una vez en la vida.

Lorena en la entrada del hotel de Ubud.

3 consejos para este viaje

1
MOMENTO MÁGICO EN TANAH LOT:
Contempla un atardecer de película en el templo Tanah Lot. Hay unas terrazas donde puedes tomar algo mientras disfrutas de este espectáculo.
2
SINGAPUR Y LA LLUVIA:
Los días soleados son escasos en Singapur. Mejor llevar siempre un paraguas por si acaso.
3
RECOMENDACIÓN GASTRONÓMICA:
En Ubud hay un restaurante llamado Café Lotus donde puedes cenar y disfrutar de un espectáculo de danzas balinesas. Altamente recomendable.

Apunte del editor

La fiesta de la Luna Llena en Bali es una de las más populares de la isla. Se llama Purnama y tiene lugar cada vez que el astro está lleno. Se considera un día propicio para plantar plantas, especialmente las de frutos, para obtener así una cosecha abundante. Las mujeres realizan una decoración floral y pasteles dulces con arroz. Los hombres cocinan un típico plato balinés con carne de cerdo. Todos estos preparativos son más tarde se ofrecen a las deidades. El cura bendice las ofrendas con agua bendita y los peregrinos rezan. Finalmente estos las recogen para regresar a sus hogares y compartirlas con sus familiares.