Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

Cerrar
[close]
[close]

volver opiniones República Checa Capitales mágicas
República Checa
Capitales mágicas
"Mis amigos me decían desde hacía tiempo que Praga era una ciudad que valía mucho la pena. Con tantas referencias, al final mi mujer y yo nos decidimos a visitarla junto a Budapest, aprovechando que la oferta de Exoticca incluía un tour por las dos ciudades. ¡Esto de viajar con todo organizado sin tener que preocuparte por nada es genial!"
ALEJANDRO BARREIRO
42 años. Funcionario
BILBAO
Viajó con Exoticca en Octubre de 2015.

¡En Praga hay tanto contraste entre católicos, protestantes y agnósticos que las iglesias las usan para hacer conciertos!


Alejandro frente a una hermosa vista panorámica de Budapest.
Mi mujer y yo siempre aprovechamos el mes de septiembre, cuando nuestros hijos empiezan la escuela, para hacer una escapadita. Visitar los países del Este siempre lo habíamos tenido pendiente en nuestra agenda. Después de tanto escuchar a nuestros amigos decir maravillas sobre Praga, al ver la oferta de Exoticca no lo dudamos ni un segundo, ¡ahora era nuestra oportunidad!

Praga hay que visitarla sí o sí en algún momento de tu vida, es donde está la verdadera esencia de lo que es Europa. Es una ciudad que ha vivido y aguantado tantas cosas durante tantos siglos... Ha sido invadida por muchas culturas por lo que hay un contraste enorme en la ciudad entre católicos, protestantes y agnósticos. ¡Tanto es así que las iglesias las usan para hacer conciertos!

El viaje continuó con Budapest. Me sorprendió mucho ver que la capital checa es una ciudad con todo muy concentrado en poco espacio y capital húngara, en cambio, lo tiene todo repartido en mucho más territorio. Eso en parte ocurre porque está dividida en dos ciudades más pequeñas, Buda y Pest, cada una a un lado del Danubio; entre ellas existe una fuerte mezcla entre lo antiguo y lo moderno, siendo la segunda más moderna que la primera. Eso sí, tanto una como la otra albergan unas joyas arquitectónicas que merece la pena visitar, como la Plaza de los Héroes, dedicada a las siete tribus que fundaron Budapest.

La guía que nos tocó fue estupenda y el itinerario muy bien organizado. Acertamos de lleno con la elección de los hoteles porque eran muy céntricos y tuvimos tiempo más que suficiente para ver todo lo que quisimos.

En general la gente me pareció muy amable, más que en España. Si algo puedes aprender en este viaje es a entender que hay otros puntos de vista además del tuyo que pueden estar en lo cierto. En España tendemos a despreciar las ideas que se apartan de lo que nos han enseñado que es lo correcto. Viajando te das cuenta de que algunas ideas que inicialmente percibías como equivocadas, puedes llegar a entenderlas mejor, con sus motivaciones y razones. Es muy importante conocer y aprender más sobre el mundo.

3 consejos para este viaje

1
PERDERSE POR LAS CALLES DE PRAGA:
La única forma de descubrir los rincones más encantadores de esta ciudad es pasear por sus calles. Te sorprenderás cuando veas los tesoros que oculta.
2
CRUCERO POR EL DANUBIO:
En Budapest puedes hacer un crucero nocturno por el Danubio de lo más romántico. Ideal si vas con tu pareja.
3
BAÑOS TERMALES EN BUDAPEST:
Budapest también es conocida por tener unos baños termales espectaculares. Puedo dar fe de ello, fue una experiencia inolvidable.

Apunte del editor

En 1873 las ciudades de Buda y Pest quedaron unificadas formando Budapest, la actual capital de Hungría. Buda siempre fue la ciudad con más renombre, donde encontramos la mayoría de monumentos históricos, mientras que Pest se desarrolló a partir del siglo XX como zona comercial y de ocio. En la actualidad, esta última tiene dos terceras partes de la población de toda la ciudad, quedando la primera como la zona menos poblada.