Ayuda Registrarse
919 01 73 65
lun-vie: 9h-20h sáb-dom: 10h-18h
Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

Aceptar
[close]
[close]

Kenia
Playa en Diani y sabana salvaje
"Los safaris en Tsavo East han sido una experiencia increíble. Además ha cambiado mi punto de vista al respecto. Pensaba que sólo era ver cómo se atacaban unos a otros y nada más lejos de la realidad. La naturaleza es sabia y se muestra en equilibrio. Impera la supervivencia, pero también el respeto y la paz."
TERESA CHECA
65 años. Jubilada
MADRID
Viajó con Exoticca en Abril de 2018.

Kenia es uno de los mejores países del mundo para disfrutar de un safari


Conozco parte de África, pero Kenia era uno de los destinos que mi marido y yo estábamos interesados en conocer sobre todo por los safaris. Es una vivencia diferente que ha hecho que este viaje sea más especial que otros.
Mi hija vio la oferta de Exoticca en internet y nos pareció que la relación calidad y precio era excelente. Os tengo que felicitar. Todo ha sido fantástico, tanto los hoteles y la atención prestada en ellos como los guías, que fueron muy majos y nos brindaron un trato muy correcto.

El marido de Teresa con una joven Masái y su hijo.
Visitamos una auténtica tribu Masái y fue una de las cosas más cautivadoras del viaje. Llegas allí “de nuevas” y es muy impactante encontrarte con ellos. ¡Es para vivirlo! Fue una experiencia única conocer una etnia tan peculiar y un privilegio observar sus costumbres de cerca. A todo el grupo nos encantó.
Van ataviados con unos atuendos de colores vivos anudados al cuello y muchos abalorios como collares y brazaletes. Como anécdota curiosa tengo que destacar que unos turistas franceses se empeñaron en comprarles la túnica a dos de ellos y éstos se las vendieron encantados. Los hombres se dedican al pastoreo y tienen rebaños de ovejas y cabras. Las mujeres se encargan de las tareas del hogar y del cuidado de los niños. Tenemos una foto preciosa de una nativa amamantando a su bebé en la que hasta se puede ver cómo le sale la leche del pecho. Una imagen muy tierna.
También nos enseñaron sus casas. El poblado se disponía en chozas formando círculos que estaban construidas con una mezcla de barro, excrementos y paja. Como despedida nos bailaron su danza típica que consiste en dar saltos muy altos en el mismo sitio. Fue un espectáculo muy bonito. Nunca olvidaremos la gran amabilidad con la que nos trataron. Nos pareció una visita entrañable y recomendable cien por cien.

Conversando con los más jóvenes.
Mombasa es una ciudad muy caótica, pero hay que entender que estamos en África. Es la segunda más grande e importante del país y el principal puerto de África oriental. Fuimos dos veces e hicimos un recorrido panorámico. En sus calles se respira historia y en la arquitectura de sus edificios se aprecian influencias de europeos y árabes. El monumento más emblemático son unos impresionantes colmillos de elefante de aluminio que están a modo de arcos a la entrada de la ciudad, en la avenida Moi, su vía principal.

Me gustan los animales, por lo que los safaris en Tsavo East me apetecían mucho. Además ha cambiado mi punto de vista al respecto porque pensaba que sólo era ver cómo se atacaban unos a otros y nada más lejos de la realidad. La naturaleza es sabia y se muestra en equilibrio. Impera la supervivencia, pero también el respeto y la paz.
Observar a las leonas fue impresionante, estaban tumbadas y muy “tranquilotas”; y a ver elefantes “te hinchas”, de ahí que el Parque Nacional Tsavo East sea el que alberga la población más numerosa de todo el país. Además me sorprendió el hecho de que tuvieran la piel teñida de un color rojo vibrante y es porque se sumergen en el agua y luego se embadurnan de barro rebozándose por el suelo. Lo hacen para protegerse de las picaduras de los insectos y para camuflar a sus crías del ataque de los leones. Sus grandísimas orejas y sus largos colmillos impresionan mucho. También vimos manadas de cebras, antílopes y jirafas comiendo de los árboles. El paisaje de la sabana era bastante árido y esos caminos de polvo rojos contrastaban con el verde de la vegetación de acacias bajas y baobabs.

Manada de elefantes en la Parque Nacional Tsavo East.
La comida fue poco repetitiva. Se basaba en verdura, mariscos y carnes sabrosas como el cordero acompañados muchas veces por el Ugali, una masa de harina de maíz que se sirve caliente. La fruta tropical también era muy variada como sandía, mango, coco, piña y tamarindos.

Me encanta buscar souvenirs típicos y únicos. Soy fanática de ello en todos mis viajes. Compré una tela de lino preciosa que tiene dibujadas unas figuras de unos hombres Masái. Nada más llegar a España la he llevado a enmarcar para que adorne una de las paredes de mi casa.

En Diani nos dedicamos principalmente a descansar, a pasear por la playa y a darnos chapuzones en la piscina y sobre todo, a disfrutar de las instalaciones del hotel, un estupendo resort de lujo.

Pienso que merece la pena viajar a Kenia porque es uno de los mejores países del mundo para hacer un safari y porque vivir la experiencia indescriptible de estar en contacto directo con la naturaleza más salvaje, convierte al país en un destino distinto.

Cuando viajo me gusta descubrir culturas muy diferentes a la mía porque creo que la gran riqueza cultural y también emocional que aportan es impagable y ésto sin duda puedes experimentarlo en Kenia, luego es otro punto a favor de este destino. Estoy segura de que este gran país no deja indiferente a nadie.
Dromedarios en la playa de Diani.

3 consejos para este viaje

1
PRISMÁTICOS:
Es un gran aliado para tu expedición en la sabana. Te permitirá observar todos los detalles del reino animal.
2
TURISMO RESPONSABLE:
Debemos disfrutar de la experiencia del safari pero minimizando nuestro impacto sobre la vida silvestre. Ser respetuoso, silencioso, no arrojar basura o no bajarse nunca del vehículo, son conductas responsables para no dejar nuestra huella.
3
PRENDA DE ABRIGO:
Combate el fresco de primera hora de la mañana y del anochecer con una chaqueta o anorak fino.

Apunte del editor

Kenia recibe su nombre del "Monte Kenia", en suajili "kenya", que significa "montaña luminosa" y es el más alto del país y el segundo de toda África. Pero nada tiene que ver con este nombre su gentilicio, "keniano o keniata", cuya denominación se debe al primer Presidente de la República Jomo Kenyatta.
×

919 01 73 65

lun-vie: 9h-20h sáb-dom: 10h-18h