Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

Cerrar

[close]
[close]
volver opiniones Tailandia El país de las sonrisas
Tailandia
El país de las sonrisas
"Siempre que viajo lo planifico todo yo, desde los días que voy a estar hasta las visitas que voy a hacer. Aún tenía pendiente el continente asiático, y eso que suelo hacer tres o cuatro viajes al año normalmente con mi hija, así que nos decidimos por Tailandia porque a ella le hacía mucha ilusión y por lo completo que parecía. Era la primera vez que hacía un viaje organizado y tengo que confesar que la experiencia me ha gustado muchísimo."
DOLORES EIRIZ
55 años. LA CORUÑA.
Viajó con Exoticca en Enero de 2016.

Los tailandeses veneran a sus reyes, tienen muchas fotos de ellos. Resulta chocante porque en España no es así precisamente


Dolores y su hija a lomos de un elefante en Chiang Mai.
Fui a Tailandia con una idea totalmente equivocada de lo que es el país. Tienen un patrimonio espectacular; cualquier palacio o templo que visites está muy bien conservado. Por ejemplo, el Parque de Sukhotai no parece en absoluto que sea tan antigüo por lo bien cuidado que está, ¡es precioso!.

Tanto a mi hija como a mí nos gusta mucho disfrutar de la naturaleza, y en Tailandia es muy exuberante. El hotel del río Kwai era precioso; para empezar, llegas a él en una lancha navegando por el propio río rodeado de vegetación. Eso ya me dejó cautivada pero, por si fuera poco, al entrar y ver esas habitaciones circulares ambientadas y decoradas como cabañas… Sólo por eso ya valió la pena el viaje.

No he visto nada comparable a los paisajes de Chiang Mai y Chiang Rai. Son de una belleza y riqueza arqueológica sin igual, verdaderamente fue una experiencia que no esperaba que me llenara tanto.

La comida ha sido una grata sorpresa, nos encantó. Es cierto que en algunos lugares era un poco picante, pero no nos importó. Nos llevaron a comer a unos restaurantes espectaculares, como el mirador sobre el río Kwai, simplemente impresionante.
En Bangkok tuvimos la suerte de tener un hotel céntrico que nos permitió visitar muchos lugares. Había que decirles a los conductores de los tuk tuk que fueran más despacio para disfrutar de las calles de la ciudad, ¡de lo contrario son capaces de coger una velocidad de crucero!.

Si me tengo que quedar con algo del viaje, sin duda es con su gente. Todos veneran a sus reyes, tienen fotos de ellos por todas partes. Resulta chocante porque en España no idolatramos a nuestra monarquía precisamente así. No negaré que en Tailandia hay mucha pobreza, pero la viven con una dignidad verdaderamente ejemplar, tal vez sea por su filosofía budista que les enseña a ser muy tolerantes y solidarios con el prójimo, el caso es que siempre los ves con una sonrisa y su trato es sumamente amable y cordial. Seguramente ésta fue la clave de que nos sintiésemos seguras en todo momento durante el viaje.

Nuestro viaje terminó en la isla de Phuket. Encontrarte con esas playas paradisíacas después de ver tanta naturaleza fue la guinda del pastel. Yo ya me hubiese quedado allí para siempre, ¡Qué pena no haber tenido más días para disfrutar del hotel y del mar!.

Si algo he aprendido de toda esta experiencia es a tener un espíritu de aceptación, a ser feliz con lo que tienes y no amargarte con tus problemas. En España las situaciones difíciles las vivimos con demasiado crispación y amargura. Es muy importante viajar para comprender estas cosas…

Dolores y su hija en el río Kwai.

3 consejos para este viaje

1
CUIDADO CON LOS MOSQUITOS:
Llévate un repelente de mosquitos puesto que abundan en ciertos lugares.
2
NORTE DE PHUKET:
En el Norte de la isla de Phuket las playas son igual de bonitas y mucho menos visitadas.
3
FUERA PREJUICIOS:
Olvídate de las ideas preconcebidas que puedas tener de Tailandia. Abre tu mente y viaja sin esperar nada, lo disfrutarás el doble.

Apunte del editor

En Tailandia existe una isla llamada Koh Phangan donde cada vez que hay luna llena celebran una gran fiesta en la playa conocida como Full Moon Party. A ella acuden personas de todo el mundo a disfrutar del espectáculo, las luces y el mar. Si viajas allí durante días de luna llena, puedes pasarte por allí y ver hasta qué punto Tailandia puede ser divertida.