Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

Cerrar
[close]
[close]

volver opiniones Tailandia Templos, junglas y playas
Tailandia
Templos, junglas y playas
"Mi marido y yo solemos hacer dos viajes al año. Elegimos este viaje a Tailandia porque nos coincidía con las vacaciones y porque la oferta de Exoticca era realmente genial. Estuvimos en China hace algún tiempo y nos gustó mucho, por ese motivo nos atraía visitar otro país con una cultura parecida. Hay que reconocer que tanto la organización como los hoteles han estado a la altura de un gran viaje. La experiencia ha sido espectacular en todos los sentidos."
ÁNGELA SANZ
55 años. CUELLAR
Viajó con Exoticca en Noviembre de 2015.

Hay muchos valores que deberíamos aprender de ellos y no al revés como algunos piensan


Ángela y su marido a lomos de un elefante en el campamento de elefantes de Chiang Mai.
Tailandia es un país que hay que ver al menos una vez en la vida. Antes de ir, lo normal es pensar que te encontrarás con una cultura más atrasada respecto a la nuestra, pero esto no es así. Su gente vive desde hace siglos un estilo de vida basado en la religión y las tradiciones, más que suficiente para ser felices. Aunque, como contrapartida, diré que también hay aspectos negativos que deberían pulir, como el tráfico, que es un caos en la mayoría de ciudades, especialmente en Bangkok.

Tuvimos la suerte de coincidir con dos fiestas importantes que celebran en el país. La primera la hacían en el río Chao Phraya de Bangkok. La verdad es que fue precioso, mereció la pena. Por si fuese poco, en Chiang Mai nos coincidió la estancia con otra festividad popular, la de la Luna Llena. Se celebra a finales de año durante las noches de luna llena en las que todo el mundo fabrica pequeñas balsas de madera con velas encendidas para que floten por el río con el objetivo de venerar a Buda. Sin duda fue una experiencia muy emocionante. Sólo por eso ya valió la pena visitar Tailandia.

Nuestro guía había sido monje hace años. Tuvimos la oportunidad de verle comprar comida con dinero de su propio sueldo y dársela a otros monjes. Esas pequeñas vivencias te hacen darte cuenta de lo diferente que es su forma de vivir. Aquí nos cuesta mucho hacer el gesto de “dar a cambio de nada”. Sin duda, hay muchos valores que deberíamos aprender de ellos y no al revés como muchos piensan.
Ángela frente al Gran Palacio de Bangkok.

3 consejos para este viaje

1
VIAJAR SIN PREJUICIOS:
Hay que viajar con la mente abierta. Tailandia es un país que te enseñará mucho si estás dispuesto a aprender y no quedarte sólo con lo que ya sabes.
2
FIESTAS DEL PAÍS:
La experiencia de vivir las festividades del país es única. Si tu viaje coincide con ellas no te arrepentirás.
3
VIAJAR EN TUC-TUC:
Monta siempre que puedas en este taxi de tres ruedas y sin puertas. Te permitirá sentir más de cerca la vida en las calles.

Apunte del editor

La fiesta de la Luna Llena se conoce como el Loy Krathong, suele ser en noviembre , coincidiendo con el duodécimo mes lunar del calendario budista. Consiste en depositar ofrendas flotantes con velas en el río Ganges para expresar el agradecimiento a la diosa protectora del río por todas las cosas buenas que han ocurrido durante el año. Un espectáculo único en el mundo.