¿Necesitas ayuda?
919 01 15 89
lun-vie: 9h-20h sáb-dom: 10h-18h
919 01 15 89
lun-vie: 9h-20h sáb-dom: 10h-18h

2
Hola
Mi cuenta
MENÚ
[close]
[close]

Eslovaquia

Viajes a Eslovaquia

De momento Eslovaquia no está disponible

Suscríbete a nuestra newsletter para no perderte ningún viajazo

En cumplimiento del Reglamento de Protección de Datos, te informamos respecto a tus derechos en nuestra política de privacidad y política de cookies

Pronto recibirás nuevas propuestas

Eslovaquia

Qué ver
Eslovaquia - Mapa

Esta nación centroeuropea conocida por sus extensas cadenas montañosas y sus tradiciones populares, Eslovaquia está situada en el corazón de Europa. Desde la separación de Checoslovaquia, Eslovaquia se ha convertido en nación única y próspera que atrae a un gran número de viajeros cada año con sus hermosos paisajes campestres, las elevadas montañas de los Cárpatos y las encantadoras ciudades. 

La capital, Bratislava, es famosa por su oferta gastronómica de comidas y bebidas donde los asistentes a la fiesta pueden elegir entre un sinnúmero de tabernas para deleitarse con algunas de las excelentes cervezas y vinos locales. 

Fuera de la capital, la naturaleza prevalece en los lagos, los valles y las montañas nevadas de Tatra. Además, varias ciudades más pequeñas, como Kosice, brindan una visión encantadora de la auténtica vida eslovaca. 

Los viajes a Eslovaquia a menudo se incorporan a los tours por Europa, ya que su ubicación entre Austria, Ucrania, República Checa, Polonia y Hungría hace que sea un destino excelente para incluirlo en un circuito europeo. 

Su tamaño compacto permite a los visitantes experimentar fácilmente los diferentes lados del país en un solo viaje. A pesar de su pequeño tamaño, un tour por Eslovaquia seguramente cumplirá todos los requisitos de un viaje por Europa: ciudades medievales, paisajes perfectos, actividades al aire libre y una gran vida nocturna.

 

Historia de Eslovaquia

A Eslovaquia no le faltan monumentos históricos y grandes cuentos folklóricos que documentan su pasado diverso. Los eslavos llegaron por primera vez a Eslovaquia en los siglos V y VI, formando parte de la corta pero enorme unión tribal del imperio de Samo en el siglo VII.

El primer gran estado eslavo occidental de Europa Central surgió en Eslovaquia en el siglo X, el Imperio de la Gran Moravia, pero pronto fue absorbido por el Reino de Hungría. Se puede explorar la historia y experimentar el esplendor de esta época en el Castillo Spis, el castillo más grande de Europa Central, que aún se mantiene en pie en el este del país.

Eslovaquia sufrió a manos de la invasión mongola que se extendió por Europa central y oriental en el siglo XIII. Más tarde, los colonos alemanes comenzaron a establecerse en la región, lo que explica las influencias de la cultura germánica que se pueden observar en un viaje a Eslovaquia. Tras la Primera Guerra Mundial y la disolución del imperio austrohúngaro, se formó la unión de Checoslovaquia. Esta unión duró hasta 1993, habiendo sido un estado comunista y parte del Bloque del Este liderado por los soviéticos. La disolución pacífica de la unión en dos países separados trajo la independencia de Eslovaquia y ha estado fomentando su propia identidad y nación desde entonces.

 

Naturaleza en Eslovaquia

La belleza natural de Eslovaquia no se puede minimizar, ya que las montañas de los Cárpatos, que se extienden por gran parte del norte del país, están llenas de formaciones, vistas y picos increíblemente pintorescos. 

Un impresionante 41% del país está cubierto de bosques y hay 9 parques nacionales para proteger muchas de las partes más hermosas del país. Un circuito por Eslovaquia está incompleto sin contemplar los Tatras, la parte más alta de la cordillera de los Cárpatos, perfecta para esquiar y practicar senderismo. 

El monte Krivan es la montaña más famosa del país, famosa por su pico nevado perfecto. Eslovaquia también es conocida por sus inmensos sistemas de cuevas, algunos de los cuales están designados como Sitios Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, como la Cueva de Hielo de Dobsinska, la Cueva de Gombasek y la Cueva de Jasovska. 

Las tierras bajas del Danubio, en el sur del país, están en marcado contraste con el norte montañoso, con exuberantes paisajes verdes y ricas tierras agrícolas a lo largo de las orillas fértiles del río Danubio. Con actividades al aire libre que van desde el senderismo en el Parque Nacional del Paraíso Eslovaco, un paraíso de cascadas, lagos y bosques, hasta el esquí en Jasna, Eslovaquia tiene suficiente naturaleza para que todos los viajeros disfruten.

 

Cultura eslovaca

Al igual que muchos países de Europa central, la cultura eslovaca es el producto de una serie de influencias regionales, muchas de las cuales provienen de sus vecinos geográficos. Las tradiciones populares son una piedra angular de la cultura nacional, se manifiestan en la música, la danza, la literatura y las artes, y se mantienen vivas por el Colectivo de Arte Popular Eslovaco, que representa al país en el festival anual de folklore, que se celebra en el pueblo de Východná, siendo la celebración más grande y más antigua del folklore en Europa. 

Muchas tradiciones únicas y maravillosas se han conservado con éxito en el país y son una fuente de orgullo nacional. Durante unas vacaciones en Eslovaquia, se recomienda disfrutar del vino local, ya que Eslovaquia produce vinos fantásticos en los viñedos de las regiones del sur. El país también es conocido por sus tés de hierbas, que se pueden degustar en cualquier número de casas de té tradicionales. Muchos eslovacos confían en diferentes tés de hierbas para tratar una serie de enfermedades comunes y cotidianas.

Aparte del folclore y los productos nacionales, Eslovaquia es conocida por su alto nivel de vida, que goza de una modesta población de 5,4 millones, donde aproximadamente el 90% de todos los ciudadanos eslovacos tienen casa propia.

Desde los campanarios de las iglesias medievales de Bratislava hasta los picos de las montañas nevadas de Tatra, un viaje a Eslovaquia es un viaje a través de la historia y la cultura de Europa Central y una experiencia ineludible para todos los viajeros que deseen explorar un destino apartado.

  • Requisitos de entrada:
    Carnet de identidad o pasaporte en vigor.
  • Visado*:
    No se requiere visado para entrar al país.
  • Moneda:
    Euro.
  • Idioma:
    Eslovaco.
  • Electricidad:
    230 voltios. No requiere adaptador.
  • Salud:
    No hay vacunas obligatorias para viajeros procedentes de la Unión Europea.
  • Husos Horarios:
    UTC +1
  • Otra información útil:
  • Web oficina de turismo:
    http://www.visitslovakia.com/
*Las embajadas y ministerios de turismo pueden modificar los importes de los visados sin previo aviso
Eslovaquia - Mapa
leer más
cerrar

Viajes a Eslovaquia

Qué ver

Info. útil

Valoración usuarios
Puntuación
Eslovaquia
En base a 1 opiniones
9,1

Viajes a Eslovaquia

De momento Eslovaquia no está disponible

Suscríbete a nuestra newsletter para no perderte ningún viajazo

En cumplimiento del Reglamento de Protección de Datos, te informamos respecto a tus derechos en nuestra política de privacidad y política de cookies

Pronto recibirás nuevas propuestas

Valoración usuarios
Puntuación
Eslovaquia
En base a 1 opiniones
9,1

También te puede gustar

Comentarios reales de clientes de Exoticca
Todos los comentarios que puedes ver a continuación pertenecen a personas que han reservado sus vacaciones a Eslovaquia en Exoticca
X
Puntuación
Eslovaquia
En base a 1 opiniones
9,1
María Antonia Robaina
Alcira
Crucero por el Rin-Meno-Danubio
9,1
El crucero nos ha parecido magnífico
15 de Junio de 2018

“En general, el crucero nos ha parecido magnífico: buenos camarotes, buena comida, preciosos lugares que visitar y muy buena atención de los empleados del barco”


¿Necesitas ayuda?
919 01 15 89
lun-vie: 9h-20h
sáb-dom: 10h-18h
O deja tu teléfono y el experto en este viaje te contactará.
×

919 01 15 89

lun-vie: 9h-20h sáb-dom: 10h-18h