9 ciudades subterráneas increíbles ¡Descúbrelas!

ciudades subterráneas

Solemos pensar en las ciudades como en grandes aglomeraciones de edificios y personas cuyos edificios se elevan, en algunos casos, hasta tocar el cielo. Pero las ciudades subterráneas no solo existen desde hace siglos, sino que también se perfilan como la opción de futuro. En Exoticca hemos seleccionado solo unos pocos ejemplos.

Ciudades Subterráneas en Europa

Derinkuyu, Capadocia (Turquía)

Mencionamos Derinkuyu, pero Turquía, concretamente la zona de Capadocia, está salpicada de ciudades subterráneas construidas ocho siglos antes de Cristo. Derinkuyu, de hecho, significa «pozo profundo» y más que una ciudad es un laberinto de 18 pisos con espacio para 20.000 habitantes. Contiene cocinas, bodega, conductos de ventilación y pozos, claro. Se especula con la posibilidad de que sirviera como refugio en tiempos de guerra.

Calles antiguas, Nápoles (Italia)

Cuarenta metros por debajo de la ciudad que sirve de escenario a la película Come, reza ama, se encuentran las ciudades subterráneas que una vez fueron Nápoles. Los restos de las ciudades griegas y romanas que se levantaron en este lugar muestran todavía pavimentos empedrados, puestos de mercado, restos de un acueducto y un teatro romano.

Minas de sal de Wieliczka, Cracovia (Polonia)

Las minas de sal de Wieliczka contienen mucho más de lo que la palabra mina evoca. En la actualidad están formadas por nueve plantas, de las cuales tres están abiertas al público. Sus galerías son tan impresionantes que no podían dejar de figurar en nuestra lista de ciudades subterráneas. Incluyen una estatua de Juan Pablo II y la posibilidad de asistir a una misa bajo tierra.

Ciudad subterránea histórica de Pilsen (República Checa)

La leyenda de la ciudad de Pilsen habla de un tesoro enterrado en algún lugar de los 20 kilómetros de pasadizos subterráneos que recorren el subsuelo de la ciudad. La red está formada por pozos y corredores que hoy se usan para almacenar comida y, sobre todo, barriles de cerveza. Se cuenta que, en tiempos, servían para escapar en caso de que la ciudad fuese atacada.

Ciudades subterráneas en América

Lowline, Nueva York (EE. UU.)

Nueva York es una de esas ciudades que se desarrolló con la mirada en el firmamento, así que ¿por qué está en nuestra lista de ciudades subterráneas? Pues porque su ayuntamiento ya ha aprobado el plan urbanístico que contempla la creación del primer parque subterráneo del mundo. Se prevé que ocupe un antiguo túnel de tren, ahora abandonado y el proyecto incluye un bosque que crecerá bajo tierra, sí, pero bañado por la luz solar.

Los arquitectos e ingenieros implicados dependerán de la tecnología para garantizar la calidad del aire y para mantener constante la temperatura. El parque se extenderá a lo largo de 4 hectáreas.

Túneles de Shanghái, Portland (Estados Unidos)

Sin salir de Estados Unidos llegamos a los Túneles de Shanghái. ¿Magia? No. Túneles de Shanghái es el otro nombre que recibe la Portland Subterránea, una compleja red de corredores y túneles que comunicaba Chinatown con el resto de la ciudad.

Seguro que estás pensando en su utilidad durante la ley seca, pero lo cierto es que se empleaban para llevar los suministros más directamente a los bares y restaurantes, ya que esta ciudad subterránea, estaba conectada con el río. Hoy en día se puede visitar, aunque muchos de los túneles están cegados por escombros procedentes de diferentes obras públicas.

RÉSO, Montreal (Canadá)

Ni restos históricos, ni ciudades subterráneas del futuro. Los fríos inviernos canadienses han obligado al país a tomar medidas drásticas. Una de ellas es la construcción de ciudades bajo tierra. Réso, en concreto, forma parte de Montreal y acoge gran cantidad de tiendas, hoteles, restaurantes, galerías y hasta siete paradas de metro. Por no mencionar un edificio de apartamentos, una biblioteca y cine.

Además, su construcción es anterior a la de Dixia Cheng, ya que las primeras zonas se construyeron en 1962. Hoy tiene más de 120 entradas y unos 32 kilómetros de túneles.

Túneles de Moose Jaw, (Canadá)

Al contrario que el resto de ciudades subterráneas de esta lista, los túneles de Moose Jaw cuentan una historia menos amable. Su construcción se remonta al momento en que Canadá instauró el impuesto a los inmigrantes chinos. El motivo de la tasa era que el gobierno y los ciudadanos canadienses temían que hubiera una oleada de inmigración y los canadienses perdieran sus trabajos. Los ciudadanos de origen chino que no podían pagar el impuesto se vieron obligados a vivir bajo tierra y trabajaban en el exterior a cambio de comida.

Ciudades subterráneas en Asia

La ciudad de Dixia Cheng, Pekín (China)

Puede que Nueva York haya planeado el parque subterráneo del futuro, pero Pekín se le adelantó. Allá por los años 70 se creó una de las primeras ciudades subterráneas del mundo: Dixia Cheng. Ocupaba una extensión de 77 kilómetros y tenía todo tipo de servicios, desde peluquerías hasta escuelas e incluso una pista de patinaje. Se construyó para servir como refugio antiaéreo, pero hoy se ha convertido en una atracción turística.

¿Sorprendido por la cantidad de ciudades del subsuelo? Visita con Exoticca los países donde se encuentran.

Oferta de la semana
Perú · 13 Días
Cóndores, lagos y tesoros incas
ahora
1.849€
antes
2.449€

Comments are closed.